Blogia

DE LIBROS

LA JOVEN DE LA PERLA

LA JOVEN DE LA PERLA

La Joven de la Perla es una novela de Tracy Chevalier en la que mezcla la ficción con la realidad sobre las relaciones que supuestamente pudo mantener el pintor holandés Johannes Vermeer  con una joven criada que entra a servir a su casa.

La joven se convierte en la musa del artista y la platónica relación que se establece entre ellos sirvió para estimular la creatividad de Vermeer. Un mundo de silencios y miradas cómplices, donde las palabras sobran y la unión de sus almas pueden sentirse en cada encuentro.  

La personalidad del pintor es reflejada por Chevalier a nivel humano y artístico. Descubrimos con ella las líneas, matices y motivos de su pintura, las técnicas que usó y el marco social e histórico en el que se desarrolló su vida. Todas las formas de llegar a la obra de este gran artista son válidas y Tracy Chevalier consigue interesarnos en su obra. 

La trama comienza en Delft, Holanda, 1665. Después de que su padre se quede ciego tras una explosión, Griet, de diecisiete años, tiene que ponerse a trabajar para mantener a su familia. Empieza como criada en casa de Johannes Vermeer y poco a poco va llamando la atención del pintor. Aunque son totalmente diferentes con respecto a educación y estatus social, Vermeer descubre la intuición de Griet para comprender la luz y el color y lentamente la va introduciendo en el misterioso mundo de la pintura.

Vermeer es un perfeccionista y a menudo tarda meses en terminar un cuadro. Su suegra, María Thins, lucha continuamente por mantener a su familia dentro del estilo de vida al que están acostumbrados, actualmente en peligro, y viendo que Griet inspira a Vermeer, toma la peligrosa decisión de permitir la clandestina relación que estos dos mantienen.  

Sumergida en una caótica familia de católicos encabezada por la volátil esposa de Vermeer Catharina, y rodeada de niños, Griet está cada vez más expuesta a grandes riesgos. Cornelia, una niña de doce años que ve más de lo que debería, pronto se pone celosa y sospecha de Griet. Esto le puede traer problemas.  

Sola y sin protección alguna, Griet también llama la atención de Pieter, un chico carnicero del pueblo, y del patrón de Vermeer, el rico Van Ruijven, que se siente frustrado porque su dinero no consigue comprar el control del artista. Mientras que Griet se enamora cada vez más de Vermeer, ella no está del todo segura de los sentimientos de él.  

Además el maquiavélico Van Ruijven, que sospecha la relación entre el maestro y la criada, idea un plan para que Vermeer pinte un cuadro en el que aparezca solo Griet, bella adornada con un turbante y un pendiente de perla. Sus labios parecen esbozar una sonrisa sensual, pero sus ojos irradian una profunda tristeza.  El resultado será uno de los mejores cuadros que jamás se han hecho, pero ¿a qué precio para Griet?.  

Me gustó la sencillez y claridad con la que está construido el personaje principal, la joven que describe en primera persona su paso de la niñez a la adolescencia en la casa del pintor Vermeer en la que sirve como criada, también me pareció interesante la imagen de la sociedad holandesa del siglo XVII. Lo que menos me gustó es ese punto de sumisión ante la desventaja social que tiene la protagonista. 

Es una novela de lectura amena, que se lee de un tirón,  con descripciones reales, muy entrañable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL AMULETO DE BRONCE

EL AMULETO DE BRONCE

El amuleto de bronce es la segunda novela de José Luis Corral Lafuente, trata sobre la epopeya de Gengis Kan. La historia comienza cuando el antiguo imperio mongol parece haber perdido todo su esplendor. Los mongoles se han dividido en pequeños clanes familiares. Yesugei, el último de sus caudillos, sueña con unirlos a todos en un solo estado, lo suficientemente poderoso como para derrotar a los tártaros. Yesugei, víctima de un engaño, es envenenado por un guerrero enemigo.

Su joven hijo Tejumin emprenderá la tarea de vengar su muerte y hacer cumplir los sueños imperiales de su padre. Pero éste no será aceptado como nuevo Kan por el resto de familias, las cuales abandonan el territorio dejándolo solo junto a su madre y hermanos. Con el tiempo fue capaz de unir a todos los clanes nómadas mongoles en uno solo para poder luego lanzarse a la conquista del mundo desde China hasta la puertas de Europa. 

El autor intenta narrar la historia del modo más ameno posible y lo consigue con creces, ya que es fluida y amena, está muy bien documentada y nos acerca a  uno de los genios militares más grandes de la historia. 

Es impresionante también saber que, mientras en Europa los grandes imperios se hacían pedazos (en la batalla de Trafalgar), en Asia Gengis Kan consolidaba su imperio, y que ni los europeos ni los mongoles tenían conciencia específica de la existencia de otros imperios, a unos cuantos miles de kilómetros, con toda una cultura infinitamente distinta.

 

Lo que más se conoce de la figura de Gengis Kan es al lider sanguinario y cruel. Esta novela pretende retratar el lado que, para mí, hace verdaderamente interesantes las historias: las familias, los amigos, los sueños que, poco a poco, se construyen, y las responsabilidades que acarrean los ideales cuando se hacen realidad. Desde luego que también es una lección de historia, pero no se siente como una obligación, sino como una aventura que se vive entre páginas.

Es una biografía novelada, o novela histórica. Las buenas novelas de ese género, para serlo, requieren que los hechos fundamentales, hasta donde se conocen, no sean alterados por el autor, quien puede usar personajes o situaciones de una manera más libre para darle fluidez a la historia. En este caso, el narrador es un personaje en parte ficticio, y la localización exacta de algunos lugares ha sido cambiada para darle continuidad a la narración. Además, el autor ha ganado premios por el rigor histórico y amenidad de sus obras (una de ellas sobre el Cid Campeador y otra sobre la batalla de Trafalgar, que también he leído y que recomiendo a todos los que estén interesados por la novela histórica). A mí me pareció muy bueno y por ello lo recomiendo. 

 

SINUHÉ EL EGIPCIO

SINUHÉ EL EGIPCIO

Sinuhé, el egipcio es una novela de Mika Waltari, la trama discurre en el antiguo Egipto, durante el reinado del Faraón Akenatón, primer gobernante monoteísta de la historia. El protagonista de la novela no es el faraón, es Sinuhé, el médico real, que cuenta la historia en el exilio después de la muerte de Akenatón. Además de los sucesos ocurridos en Egipto, la novela también relata los viajes de Sinuhé por Siria, Babilonia, la Creta Minóica, entre los hititas y otros pueblos vecinos de Egipto. 

La novela está dividida en quince libros. Los cuatros primeros cuentan la vida y el crecimiento de Sinuhé en su ciudad natal. Los cuatro siguientes sobre sus viajes por Egipto y diferentes países de Siria, durante cuales adquiere conocimientos médicos y de lenguas de otras culturas y conoce a mucha gente de diferentes pueblos. Siempre va acompañando por su esclavo Kaptah cuya apariencia y conducta cómica esconden a un hombre muy listo. Casi todas las personas que Sinuhé conoce a lo largo de su vida juegan un papel importante y llegan a determinar su destino. Casi todas las decisiones importantes que toma, lo hace pensando en otras personas, algunas veces forzado, en vez de pensar en su propia felicidad y la de las personas que realmente le importan.

El protagonista de la novela toma el nombre de un antiguo texto egipcio conocido como “La Historia de Sinuhé”. Esta historia data de una era muy anterior a la de Akenatón: algunos textos que se conocen se han fechado en la dinastía XII.Aunque Waltari se permitió cierta licencia poética al contemporizar las biografías de Sinuhé y de Akenatón, por lo demás se preocupó mucho de la exactitud histórica de la descripción del estilo de vida del antiguo Egipto. El resultado no sólo ha sido ensalzado por el público, sino por egiptólogos.

La acción comienza en Tebas, Sinuhé es recogido del Nilo en una cesta de mimbre donde lo han abandonado y es adoptado por una familia que lo encuentra, y mas concretamente por el médico Senmut y su esposa Kipa. Estudia medicina en la Casa de la Vida del templo de Amón, su destino es el de ser trepanador real, un trabajo difícil y solitario. Siendo un joven médico conoce al artista Thotmés, Horemheb que quiere ser militar y a Akhenaton, este último faraón de Egipto. La bella Neferneferner le lleva a la ruina y con el corazón roto imagina que jamás volverá a enamorarse. Pero se casa y la pierde.

Se va a Siria con su esclavo Kaptah, allí ejerce su arte en la ciudad de Simyra, y nos hace partícipes de sus reflexiones sobre la salud y la enfermedad, basadas en el contraste entre las prácticas médicas en Egipto y en Siria.  Allí se encuentra de nuevo a su amigo Horemheb, el cual ha hecho carrera en el ejército y le convierte en espía real, por lo cual tiene que visitar los países vecinos. Como médico, podrá conversar con todo el mundo y enterarse de esas cosas que no se dicen ante los enviados oficiales de un posible enemigo. De forma que Sinuhé y Kaptah visitan Mitanni, Babilonia, el país de Khatti o de los hititas, y Creta. Waltari nos lleva de jira por el Mediterráneo oriental. De paso nos dice muchas cosas importantes sobre política, filosofía y religión. Y su punto de vista sobre las guerras, que Horemheb expresa del modo más descarnado. Así es como Sinuhé conoce al rey Aziru en Simyrna.

La historia empieza de verdad cuando los dos amigos regresan a Egipto. Akhenatón, el "faraón hereje", ha accedido al trono. Sus ideas religiosas lo llevan a un conflicto con la poderosa casta sacerdotal de Amón. Por eso Horemheb y Ai quieren el poder porque el faraón Akhenatón está loco, y a Sinuhé le dan una orden muy difícil de cumplir.

El libro en su totalidad es como una biografía de un hombre en el Egipto de los Faraones, en tiempos conflictivos llenos de caós y desórden, aunque también hay un poquito de espacio para la amistad y el amor. La presencia de la vida religiosa y de los diferentes dioses (Amón y Atón siendo los más importantes ) es constante. La descripción de las vidas de diferentes pueblos y grupos sociales me parece muy real.

La forma en que está recreada la obra permite que uno viva en carne propia todos los acontecimientos que se dan en ella gracias a su riqueza literaria e histórica y todo ello debido a la impecable autenticidad de la reconstrucción histórica, la personalidad entrañable de Sinuhé y la inagotable capacidad de Waltari de introducir al lector en el lugar del relato.

 

El Sinuhé dibujado por M. Waltari, es un personaje que parece  real, que nos transmite todas sus debilidades como ser humano que es. Joven cirujano, adiestrado en trepanaciones y otras artes médicas, es de un gran atractivo, especialmente para las mujeres y sobre todo para cierta mujer, una prostituta de lujo, que se hace llenar de los mejores regalos de sus amantes, sin importarles que a cambio queden en la miseria, porque nunca tendrá bastante para llenar sus arcas de joyas, cada cual mejor, sabiéndo que ninguno de ellos se negará a darle más, para no acabar disfrutando del sabor de su amor. Es toda una profesional  y sabe hasta dónde puede llegar un hombre por conseguir un solo beso suyo. Incluso a venderle la propiedad de las tumbas de sus propios padres, lo que ya es la vergüenza de la vida de Sinuhé. Sus padres ya no tendrán ni una tumba donde yacer sus cuerpos cuando mueran. Pero el amor de Sinuhé es ciego ante esa deslumbrante belleza de mujer, que sigue despreciándole.

Mika Waltari da un ritmo continuo en las vicisitudes del protagonista, que mantienen la atención y disfrute del lector. Pero no era su destino vivir en palacio al final de sus días. Fue exiliado y allí, en el desierto se dedicó a escribir sus memorias para la posteridad. Porque Sinuhé no escribió para los hombres, escribió para él, porque como él mismo dice:

"Yo, Sinuhé, soy un hombre y como tal he vivido en todos los que han existido antes que yo y viviré en todos los que existan después de mí. Viviré en las risas y en las lágrimas de los hombres, en sus pesares, en sus temores, en su bondad, en su maldad, en su debilidad y en su fuerza. Como hombre viviré eternamente en el hombre y por esa razón no necesito ofrendas sobre mi tumba ni inmortalidad para mi nombre. He aquí lo que escribió Sinuhé, el egipcio, que vivió solitario todos los días de su vida."

Y aunque la vida no sea generosa con él, en su corazón vive inextinguible la confianza en la bondad de los hombres.

TODO BAJO EL CIELO

TODO BAJO EL CIELO

Todo bajo el cielo es la quinta novela de Matilde Asensi,  trata de una gran aventura para conseguir el tesoro del Primer Emperador y está desarrollada en China.

Elvira, una pintora española afincada en el París, recibe la noticia de que su marido, con el que está casada por amistad, ha muerto en su casa de Shanghai en extrañas circunstancias. Acompañada por su sobrina, a la que ha acogido hace muy poco después de que sus padres murieran,  zarpa desde Marsella en barco para recuperar el cadáver de Rémy sin saber que éste es sólo el principio de una gran aventura por China en busca del tesoro del Primer Emperador. Al pisar por fin tierra firme después de una travesía interminable, comienza para Elvira y Fernanda la mayor peripecia que nunca hubieran imaginado vivir. Sin tiempo para reaccionar se ven perseguidas por los mafiosos de la Banda Verde y los eunucos imperiales, pero cuentan con la ayuda del anticuario Lao Jiang, la sabiduría oriental del maestro Jade Rojo y la inteligencia de Biao, y gracias a ellos descifran  las claves y  superan las arriesgadas pruebas que tienen que pasar para encontrar el tesoro de la tumba del Primer Emperador y la última pieza del secreto mejor guardado de la historia de la Humanidad.Los personajes más importantes de la novela son:

Elvira, que huyo de España, de su familia y de las arraigadas costumbres de la época cuando era muy joven para conseguir su sueño ser pintora y por eso se traslada al París de los primeros años del siglo XX, allí conoce a Rémy y se casa por conveniencia, ya que necesitaba un sitio donde vivir y una estabilidad y el, hombre mujeriego y juergista, necesitaba casarse para recibir una herencia. El terminó yéndose a Shangai y ella se quedo en Paris, viviendo en el piso de su marido y recibiendo de vez en cuando una buena suma de dinero. Es una mujer que se ha hecho a si misma, escapándose de un mundo de represión y adaptándose al liberal Paris de la época y a su forma de vida. Es una mujer valiente y muy segura de si misma aunque con algunas neurosis, y aunque ella no lo cree al principio de la obra, a sus 40 años es capaz de cambiar su forma de ver y entender el mundo. También es un poco soberbia y no soporta que nadie la menosprecie. Elvira se verá en la necesidad de recorrer China en busca del mausoleo del Primer Emperador para solucionar sus problemas económicos y que durante el viaje descubrirá toda la fuerza vital que ocultaba en su interior.

Fernanda, sobrina de Elvira, huérfana y de carácter fuerte se ve obligada a acompañar a su tía en una increíble aventura que jamás pensó que podría vivir; ella prefiere que la llamen, Fernandina, viene de esa España de la que su tía huyo. Poco agraciada y más bien gruesa es una remilgada y mojigata que no concibe otra forma de pensar o de vivir diferente a la cristiana y católica de España. Tiene 17 años y vive con su tía desde que se quedo huérfana y hasta que tenga edad como para recibir su herencia. La odiosa y pueblerina Fernanda sufre un cambio radical al principio de la obra al darse cuenta de que tiene mas libertad con su tía de la que tuvo nunca en su casa. Es una chica muy inteligente y en mi opinión representa a esa persona que, viviendo toda la vida en un entorno de represión y ofuscada por la religión tan rígida de su entorno, al ver algo diferente a su mundo es capaz de, no solo de adaptarse sino también de cambiar su concepto de la vida de una forma radical.

Lao Jiang, anticuario muy anciano de Shanghai, amigo de Rémy, es quien consigue convencer a Elvira para que emprenda la búsqueda del tesoro del Primer Emperador; es un hombre de conocimientos infinitos y cualidades sorprendentes, que nos va mostrando la historia de China y su filosofía, además es inteligente, con grandes convicciones y un fuerte defensor de su país, su cultura y su forma de ver las cosas, lo cual conlleva a no respetar a las mujeres y eso da cierto juego en la historia. A diferencia de los demás es un personaje que no evoluciona pero que si nos va mostrando poco a poco distintas facetas de su vida.

Biao, adolescente chino a quien Fernanda toma como criado y que gracias a su extraordinaria inteligencia, se convertirá en una pieza fundamental para resolver los enigmas y salvar los peligros que oculta el antiguo mausoleo; fue criado en una misión cristiana de Shangai y por ello conoce poco sobre su cultura. Va evolucionando como el resto de los personajes hasta convertirse en un miembro imprescindible de la aventura.  Es un chico valiente, inteligente, pero conformista y nos hace entender a un mundo de pobreza y sin futuro.

Paddy Tichborne, periodista irlandés, bebedor y ambicioso, que se suma a la expedición con el fin de hacerse rico y escribir un libro sobre la aventura.

Maestro Jade Rojo, monje taoísta, sabio y silencioso, cuyas aportaciones serán determinantes en el desenlace final de la aventura.

Rémy, marido de Elvira, miembro de una importante y adinerada familia francesa de la industria de la seda, su adicción al opio le llevará a la muerte, asesinado por los miembros de la Banda Verde, una de las mafias más importantes del Shanghai de los años veinte.

Es una novela de aventuras, en la que los personajes siguen las pistas que les facilita una carta en clave hasta conseguir un tesoro o lugar ya previsto con antelación. Se ciñe a un esquema demasiado rígido, no dejando lugar a la imaginación, a la improvisación ni a la fantasía. Los personajes piensan por ti, sobre todo cuando descifran, con una eficiencia asombrosa, esos enigmas rocambolescos y retorcidos, las "pruebas" son tan sumamente rebuscadas que resulta difícil hasta seguir las explicaciones que dan los personajes, por su  tono erudito y pesado. 

Dado que la historia china no es muy conocida en Occidente eso podría ser un arma de doble filo: a unas personas podría gustarles descubrir una cultura nueva, pero otras la verán tan distante que no serán capaces de implicarse (es mucho más fácil sentir interés por los templarios, el Vaticano, Grecia, Roma, etc). Aunque hay que reconocer que Asensi o su equipo de documentación, han hecho una labor recopilatoria digna de encomio, y también en el diseño de esas pruebas tan surrealistas y casi imposibles (pero que los protagonistas solucionan siempre y en un tiempo récord)  

La prosa de Matilde Asensi es lineal, y te cuenta con el mismo tono la acción, la reflexión, el pensamiento. A destacar los ataques de la Banda Verde, contados con tal planicie que en un momento  queda solventado el problema y además, casi ni te has dado cuenta. Y eso que, para no variar, narra en primera persona.  

Tampoco los personajes se lucen nada. La protagonista, Elvira es tópica total: pintora cuarentona, progresista, liberal, moderna, feminista, bohemia, peinada a lo garçon, aficionada a la moda... y su sobrina, en el otro extremo: anticuada, vestida de negro, como de la España profunda, reza, habla con curas, lleva moño, ropa pasada de moda, gorda, fea... Hay un irlandés aficionado a la bebida (cómo no) y un anticuario chino, sabio, moderado, con dominio de las artes marciales, el taichi, la historia de su país, su filosofía, y el típico niño supergenio de las matemáticas. Asensi, a lo largo de la novela, nos incluye breves recuerdos de la protagonista tan burdos como no dejar de aludir a la Rive Gauche, y a las cosas tan buenas que tiene París, y eso es todo lo poco que sabemos de ella. En cuanto a los demás... La niña, Fernandita, se nos pinta al principio tan anti-heroina (fea, gorda, anticuada, etc.) que ya imaginamos que va a "evolucionar"; claro que en el sentido en que Matilde Asensi entiende la evolución de un personaje: la niña adelgazará, aprenderá chino, se volverá una intrépida amazona, etc. El tratamiento psicológico es nulo. Y la interacción entre los personajes también. No se ve una relación entre ellos, ni de la protagonista con su sobrina, ni de esta con el chino, etc. 

La verdad es que no es su mejor novela, ni siquiera veo que tenga el humor de otras anteriores (me refiero al "El último Catón" su "obra maestra" o “El origen perdido). Es muy tópica, tanto que solo por estar desarrollada en China  se cree en la obligación de meter en batiburrillo los inventos chinos, el taichi, el taoísmo, el i-ching y sus ideogramas, el feng shui, el desdén que sienten los orientales hacia los blancos, la sabiduría de los monjes en sus monasterios, las artes marciales, etc. Es que no le ha quedado ni un tópico en el tintero.  

Otra cosa a destacar es la manía de Asensi de incluir  pies de página, con notitas donde nos "aclara" conceptos que no sirven para nada en la historia, algunos tan risibles como aclarar que Qi se debe pronunciar Chi, y que de ahí viene la palabra China, y fechas de reinados de reyes y emperadores chinos, que a mí, francamente, me dan igual.

Como en sus anteriores novelas, la principal obsesión de Asensi es la documentación: procura documentarse exhaustivamente y ser "absolutamente fiel al momento histórico y al lugar", sin que ello signifique visitar el lugar. Como ella misma dijo en una entrevista concedida a EFE, “hay que situar los momentos históricos” y por ello tuvo que utilizar “referentes tan incomprensibles como las dinastías imperiales o los sabios de las escuelas filosofícas chinas.

Lo que tampoco me ha gustado de la historia es que tiene poca documentación grafica, no solo de mapas sino tambiém de imágenes y de ideogramas chinos. Aparecen muchos en la novela y ella los describe, cosa que creo que es más difícil que mostrarlos, ya que en realidad leyéndolo es más complejo crear una imanen mental. Además en la historia hay muchos juegos matemáticos, tableros con números y fichas muy complejos, y el hecho de que los vaya describiendo uno a uno se hace bastante pesado y algo confuso. La ventaja es que esto solo ocurre un par de veces. 

EL AMARGO DON DE LA BELLEZA

EL AMARGO DON DE LA BELLEZA

El amargo don de la belleza, es una novela de Terenci Moix, la historia transcurre trece siglos antes de Cristo, el autor nos transmite la historia en el Nilo desde la mirada del protagonista Keftén.

Keftén, hijo de Gresos embajador de Creta  y amigo del faraón Amenhotep III, fue trasladado a Egipto (Tebas) al sufrir su ciudad natal un ataque que acabó con la vida de su padre, su familia y la de casi todos los habitantes de Creta, fue entonces cuando Keftén fue enviado a Egipto para sobrevivir a la matanza y donde el faraón lo acogió y lo crió como a un hijo.

Keftén creció junto al hijo del faraón Amenhotep IV (Akenatón como se haría llamar después), Neferperura-Atón concubina del faraón y la que después se convertiría en la esposa de Akenatón (Nefertiti como la llaman los egipcios “la belleza a llegado) y Senté que llegaría a ser el escriba real, junto a estos tres niños creció Keftén. Durante el tiempo que pasó en Egipto fue educado como un príncipe y aprendió las artes de la pintura bajo la tutela de su maestro Ptahotep quién le enseño todo el arte relacionado con la decoración de tumbas, murales, inscripciones, retratos, etc... Al pasar los años y restablecerse la paz y la vida de nuevo en Creta Keftén fue devuelto a su tierra no sin antes hacer una mezcla de sangre con sus amigos formando así un lazo de sangre con ellos lo que le llevaría a no olvidarlos.

Pasaron varias crecidas del Nilo, y el cambio de un nuevo rey en el trono Akenatón es aquí donde comienza la historia, Keftén es llamado por el faraón como pintor para que decoré los muros de los palacios y tumbas de la ciudad que junto con Nefertiti se esta construyendo en Egipto (La Ciudad del Sol) en honor a la primera religión monoteísta en nombre del nuevo dios descubierto por el faraón Atón (Simboliza el sol) y que viene a sustituir a todos los que se veneraban desde hacia siglos. Kefttén tuvo un hijo (Bercos) con una mujer que le abandonó y huyó a la corte del nuevo faraón, donde se dio a la mala vida con varios hombres. Bercos el hijo al que no conoce, es ahora un novicio del nuevo dios Atón y se convertirá en sacerdote al llega el año nuevo. A partir de ahora Keftén empezará a recordar  su infancia, desde su estancia en el palacio real y sobre sus amigos alternando sucesos presentes y pasados. Con el tiempo se va dando cuenta de que todo ha cambiado excepto él y sus recuerdos, y que sus amigos ya no son como él los recordaba, Senet es una persona solitaria y amargada que se sirve de su sabiduría para vivir y convencer, Akenatón es un fanático religioso que promulga la paz incluso cuando esta perdiendo su reinado por invasiones y que se niega a la guerra para salvar a su pueblo al que esta llevando a la ruina con la instauración de su nuevo dios y la construcción acelerada de una ciudad inimaginable. En cuanto a Nefertiti se queda prendado de su belleza al verla lo que le llevará a su obsesión por ella.

Todo se tambalea cuando una epidemia llegada de tierras lejanas azota la ciudad donde todos creían que el nuevo dios no permitiría la muerte llevándose la vida de varias personas, y sobre todo de la hija predilecta del palacio real, a partir de este suceso la gente empieza a morir y sobre todo la familia real. La reina es despojada de sus poderes sucesorios y pone sus esperanzas en su hija y en el futuro faraón Tutank-Atón para que continuen con su legado, pero el nuevo faraón y su hija parten a la antigua ciudad de Tebas.

Tebas fue antiguamente la capital de Egipto antes de que Akenatón se trasladará a la Ciudad del Sol con su nuevo dios, Amón (dios rival, al estaba prohibido el culto)  influye sobre el joven faraón de 12 años para volver a instalarse en el poder y recuperar su trono, desde entonces todo lo que se hizo antes por Akenatón y Nefertiti desaparece, y donde existía un tempo de Atón se levantan cinco de Amón, entonces Nefertiti pierde sus esperanzas en el niño que la había traicionado y decide huir para morir sola. En ese momento Keftén se da cuenta de que nunca la tendrá y decide volver a Creta donde le espera su hijo (quien le ama más allá del amor de un hijo a un padre sino como amante) y Senet el único amigo de la infancia que le queda puesto que todos habían muerto no sin antes darse la vuelta para revivir todo lo que había vivido en la Ciudad del Sol y en sus parajes y preguntándose si esta ciudad y todos sus edificios habían sido realidad o si solo eran un sueño, y si Atón alguna vez había brillado sobre el horizonte consagrándose como único dios supremo.......

El tema de la novela es el nacimiento y ocaso de la primera religión monoteísta, el amor, la muerte, lo efímero, el arte y la divinidad a los dioses. El género es narrativo y dentro de este pertenece a la novela histórica. Está estructurada en varias partes: desde el comienzo hasta las primeras muertes debido a las epidemias, desde estas hasta la muerte de Akenaton y desde la muerte de este hasta el final de la obra.

Todos los personajes son de carne y hueso, y en la narración se alternan los recuerdos de la infancia de Keftén con los momentos que vive en el presente, en el que abundan monólogos del protagonista.

La verdad es que es una novela interesante si eres aficionado a las antiguas civilizaciones,  me gusto bastante porque refleja muy bien la ciudad al lado del Nilo, sus costumbres, creencias y demás temas relacionados con la sociedad egipcia de la época, como por ejemplo la homosexualidad que era aceptada tanto en Egipto como en Creta, pero que se encontraba prohibida en el “Libro de los Muertos”.

En ella se reflejan todas las conspiraciones politicas que ocurrían en aquella época y que se adaptan perfectamente a todas las épocas de la historia, el asesinato de una princesa, funcionarios publicos a la sombra del poder y que temen lo que será de ellos cuando desaparezca el Faraón, etc.                                                     

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL SALÓN DORADO

El salón dorado es la primera novela de José Luis Corral, profesor de Historia Medieval de la Universidad de Zaragoza. En ella hace gala de sus amplios conocimientos sobre la Edad Media, intercala trama con amplias descripciones de lugares, costumbres y usos y consigue que el lector se transporte al siglo XI. Para ello ha conjugado literatura e historia en una narración clara y amena

 

La novela comienza cuando Juan un muchacho eslavo es secuestrado por una banda de guerreros pechengos en su aldea natal al sur de Kiev el día de la boda de su hermano, para ser vendido como esclavo a la biblioteca del patriarca de Constantinopla. Comienza así un largo periplo, una vida que desde su niñez hasta su vejez, le lleva a ser vendido y comprado, saliendo siempre beneficiado por la cultura. Así comienza la gran aventura de su vida, que le hará conocer los grandes centros del saber medival   (como Constantinopla, Bizancio, Roma o la Zaragoza musulmana) y a los personajes más influyentes de la época, logrando su confianza y gracias a su inteligencia y esfuerzo consigue practicar activamente en la vida de cultural de todo el orbe conocido, y que le guiará hasta el Reino Árabe de Zaragoza en época del Cid Campeador, en la cual consigue su merecida libertad.

Es una novela  que está muy bien narrada, con descripciones preciosistas pero no cargantes y con un total dominio de fuentes y documentación histórica, desde la gastronomía de época hasta los vestigios arqueológicos de una u otra punta del mundo. La ciudad de Zaragoza, por ejemplo, era entonces una taifa. Se puede observar preciosas muestras de aquel enclave moro si  paseamos por la ciudad, o si desenterramos de nuevo el paseo de la Independencia. 

La novela nos ayuda a comprender el porqué de la Europa moderna, cómo se ha llegado hasta aquí. Todo ello de la mano de un gran experto en esa época, y en la que la fantasía se entremezcla con el rigor histórico.

En la novela se refleja como la España musulmana cae en manos de los almorávides en 1086, y como este movimiento integrista combate a los intelectuales, quema libros, proclama la guerra santa, y en suma, reproduce lo que hoy tiene lugar en muchos lugares de la tierra.

Cuando los Almorávides flexibilizan su radicalidad religiosa aparecen los Almohades con el mismo objetivo integrista que dominaron buena parte de la Península hasta la derrota a manos cristianas en la batalla de las Navas de Tolosa 1212.

Es asombroso descubrir como el pueblo que invadió la Hispania romano-visigótica en el año 711 y desarrolló en nuestra tierra un arte y cultura superior posiblemente al de los autóctonos, ha ido perdiendo posiciones en el ranking cultural.

Aquellos que desarrollaron la matemática, la astrología, la arquitectura, la poesía y edificaron la Alhambra de Granada se han visto limitados por la visceralidad religiosa.

 

Todo ello, me hace pensar que una novela con una narración inventada, pero bien mezclada con la historia  puede hacernos pasar momentos inolvidables a la vez que nos puede enseñar lo que no pudimos o quisimos aprender en nuestra época de estudiantes.

  

LA DAMA DEL NILO

LA DAMA DEL NILO

La Dama del Nilo es una novela  escrita por Pauline Gedge, en la que nos narra la vida de la primera faraona de Egipto. La autora narra de manera excepcional la vida de esta dama del Nilo, Hapshetsut, primera mujer faraón de Egipto, desde su infancia hasta el final de sus días; esta mujer supo conquistar el poder del reino egipcio y mantenerlo en su mano frente a todas las intrigas de sus enemigos y lograr en un mundo de hombres y tradiciones sobresalir y reinar.


Mil seiscientos años antes que Cleopatra Hatshepsut reinó en Egipto y fue una mujer que paso a la historia no sólo por su inteligencia y su belleza, sino también por ser la primera mujer en la historia que gobernó con plenos derechos en un mundo dominado por los hombres.


Según la tradición secular, los faraones de Egipto sólo podían gobernar si eran descendientes directos del faraón o ser un noble desposado con una Divina Consorte (una descendiente del faraón y de su primera esposa, la Divina Consorte), es decir, tenía que casarse  con una mujer de sangre real que, mediante el matrimonio, otorgaba al hombre la condición de soberano. Naturalmente, el sucesor debía ser elegido por el faraón y se daba por hecho que el faraón debía de ser un hombre. Pero tan arraigada costumbre iba a romperse por primera vez hace treinta y cinco siglos, cuando el faraón reinante dictaminó que su hija Hatshepsut, de quince años, fuera consagrada primera emperatriz de la historia de Egipto. Tutmés I, el faraón, tenía un grave dilema en cuanto a su sucesión. Su hijo varón era un pusilánime amante de los vicios y al ser hijo de su segunda esposa para gobernar debía casarse con su hija mayor, la cual no quería implicarse en la política de Egipto. El gobierno de ambos haría peligrar el poderío de Egipto y dejaría todo el control en manos de los sacerdotes, los cuales manipularían fácilmente a su hijo. Su esperanza era Hatshepsut, su hija pequeña. Era inteligente, audaz y constante. Desde muy pequeña tuv o dos amores: Egipto y el poder. Pero era mujer………..Tutmés convirtió a su hija en hábil administradora y guerrera. Le enseñó la grandeza de su pueblo y le ayudó a comprender la grandeza de sus divinos antepasados. Finalmente, dictaminó que fuera consagrada primera mujer faraón de la historia (1600 años antes que Cleopatra). Pero no iba a ser todo tan fácil, Hatshepsut tendrá muchos enemigos, entre los cuales destaca el Sumo Sacerdote y su hermano.
 Hatshepsut se rodeó pronto de personas de su entera confianza y siempre fue agradecida con sus amigos. Entre ellos cabe  destacar a: ·        Senmut: un humilde sacerdote we'eb que llegó a ser príncipe de Egipto. Es el único hombre al que amó Hatshepsut, aunque nunca se casó con él. Senmut es comprensivo y noble. Es un estratega nato y fue el principal constructor de Hatshepsut y un gran administrador. ·        Hapuseneb: un noble que se educó con Hatshepsut. Fueron amigos desde la infancia. Estaba enamorado de ella a pesar de no ser correspondido. Fue un hábil político. Era sereno y objetivo a la hora de opinar. ·        Nehesi: un guerrero leal a Egipto y al faraón que se convirtió en el protector de Hatshepsut. Su vida era la guerra, y su meta conseguir el esplendor de Egipto. Hatshepsut tenía dos ideas principales si gobernaba: 
  • Mantener la prosperidad de su pueblo asegurando la seguridad de las fronteras pero evitando las guerras que supondrían la conquista de nuevos territorios, y  realizar una administración similar a la de su padre, mediante la recaudación de tributos.
 
  • Embellecer Egipto con construcciones majestuosas que simbolizarían su poder y su inmortalidad como Hija de Amón. Además, restauraría obras artísticas ya existentes dedicadas a antepasados suyos.
Hábil en la administración, audaz en la guerra y, sobre todo, entregada a su tierra y a su pueblo, la dama del Nilo supo defenderse de los celos y la insidia de sus enemigos y mantener el poder del imperio en el apogeo de su gloria.   Su azarosa vida, llena de apasionados amores y brillantes éxitos militares, nos la relata con gran realismo Pauline Gedge, que creó una obra de fácil y entretenida lectura. El ritmo de "La Dama del Nilo" va de medio a rápido. Para agilizar la novela la autora se sirve del diálogo y de  frases breves. Las descripciones de las construcciones de templos, de los desbordamientos del Nilo y de la orografía de Egipto son bastante buenas y detalladas, mezcla realidad y fantasía y con ello nos transporta a la época.Me parece excepcional el personaje de Senmut, amante y amor de la Reina Faraón, y de Hapuseneb, Sumo Sacerdote de Amón e intimo amigo de su infancia. Excepcional igualmente el estilo narrativo, y como Pauline Gedge logra entretejer las vidas de un puñado de amigos de escuela, hasta formar el grupo de poder indestructible que gobernó las dos tierras durante casi 20 años. "La Dama del Nilo" es un libro interesante para comprender un poco la política del Egipto antiguo y su historia, llena de intrigas, traiciones y asesinatos (el envenenamiento "se llevaba" mucho...). Además, nos ofrece la posibilidad de conocer mejor a una mujer inteligente, justa y ambiciosa que al principio de su vida amaba sobre todo a Egipto y al poder, y al final amó sobre todo a Amón (El Dios) y a Senmut. Este cambio quizás se produjo demasiado tarde...

La faraona Hatshepsut fue una de las grandes mujeres que dio el antiguo Egipto, en una época -el Imperio Nuevo- que alumbró a reinas como Nefertiti y Nefertari. Lo que más me impresionó es la convicción de su futuro, como encamino su vida hasta ver culminados todos sus esfuerzos en el día de su coronación, esa gran ambición de poder y de dominio, el valor, su lealtad, el gran amor que sentía esta mujer hacia su pueblo, dejando sus propios deseos por debajo de sus obligaciones para con esté, y la nobleza que es innata en una persona y que la hace tan especial y diferente de las demás.Me gustó mucho el final, tan enigmático e intenso como la propia Hatshetsup, y una de sus citas favoritas: No permitas que tu lengua escape a tu control.

   

 

LEÓN EL AFRICANO

LEÓN EL AFRICANO

Aunque hace algún tiempo que la leí, me parece que es una lectura obligada para los amantes de la narrativa histórica. Es amena y dinámica, de estilo amable, pero de gran claridad y que logra mantener nuestro interés hasta el final.

El argumento transcurre durante la época de crisis en que dos grandes imperios pugnan por la supremacía en el Mediterráneo, un hombre nacido en Granada poco antes de la caída de la ciudad en manos cristianas vive una aventura extraordinaria, uniendo en su experiencia Oriente y Occidente, el mundo cristiano y el islam.

La fecunda imaginación de Amin Maalouf nos guía a través del portentoso periplo que entonces inicia quien acabará siendo conocido como LEÓN EL AFRICANO: exiliado en Fez, como tantos árabes andaluces, Hasan, hijo de Mohamed el alamín, conocerá la misteriosa ciudad de Tombuctú y los quince reinos negros que separan el Níger y el Nilo, El Cairo y Constantinopla, y, finalmente, la fascinante Roma del Renacimiento, antes de encontrar sosiego, después de numerosos avatares, de regreso en su continente natal. 

"Soy hijo del camino, caravana es mi patria y mi vida la más inesperada travesía"... Con estas palabras tan sublimes como reales, Amin Maalouf (escritor libanés de raíces arábigo-andaluzas) comienza la narración de la vida del singular personaje que las pronunció, León el Africano, andaluz granadino.

Maalouf a través de la vida y viajes por oriente y occidente de este personaje singular, mezcla el interés histórico de una época trepidante por sus cambios socio-politicos, con el misticismo de sus dos religiones (islam y cristianismo) a la vez que hace un despliegue de descripciones de espacios fisicos y detalles culturales de sitios tan contrapuestos como Tomboctú y Roma, Granada y el Cairo; narrando a través de situaciones ficticias en sus detalles la interesantísimas vivencias de Hasam, hijo de Mohamed el alamín, aventurero políglota, que contó en su haber tantísimas experiencias que indudablemente es un placer conocer de ellas.

La novela narra la apasionante historia de León el Africano, personaje que entre 1488 y 1527 conocerá la misteriosa ciudad de Tomboctú, los quince reinos negros situados entre el Níger y el Nilo, será testigo de la toma de El Cairo por los otomanos y pondrá sus conocimientos y experiencia al servicio del papa León X y Julio de Médicis.

La obra se centra en la figura de Hasan, él cual ha puesto por escrito sus experiencias por el mundo para que sus hijos sepan como es la realidad del momento, así como los distintos tipos de relaciones que se dan entre los estados.

Estas experiencias se dividen en cuatro libros: Granada, Fez, El Cairo, Roma.

En el Libro de Granada se cuenta la infancia de Hasan y los años anteriores a su nacimiento importantes para comprender los sucesos que posteriormente ocurren. Hasan nació en una buena familia, cuyos padres eran primos (algo habitual de la época). Cómo muchos musulmanes su padre tenía esclavas, en este caso una cristiana que le dio una hija, lo cual no provocó ninguna tensión dentro de la familia. Aunque Hasan era muy pequeño pudo ver como el reino de Granada caía en manos de los castellanos, en gran parte a consecuencia de las propias intrigas de los reyes nazarís y sus cortesanos. Tras unos años de paz los cristianos obligan, tanto a judíos como a musulmanes, a elegir entre la conversión y el cristianismo.

La familia de Hasan emigrará, no sin dificultades, al otro lado del Mediterráneo. El lugar elegido será Fez (Segundo Libro) ya que en esta ciudad se han refugiado muchos granadinos y la madre de Hasan tiene familiares. Llegar a ella no será fácil, pues los caminos están infectados de ladrones, además, el recibimiento que se encuentran es muy frío a causa de la esclava cristiana que tiene su padre. La situación se agrava cuando los padres de Hasan se divorcian. Aún así, Hasan pasa una buena adolescencia en la ciudad, donde hará amigos para toda la vida, se instruye en profundidad sobre la religión mahometana y cimenta su creencia en el conocimiento exhaustivo del Corán.
También será en esta ciudad donde empiece su carrera como diplomático (a través de su tío) y comerciante. Su posición en la ciudad irá en ascenso pero se verá obligado a abandonarla debido a un destierro, a pesar de sus lazos de amistad con el rey de Marruecos y sale hacia Egipto.

El Tercer Libro la historia transcurre en El Cairo. Aquí seguirá con su carrera comercial y diplomática. A pesar de tener una vida dedicada al comercio se ve involucrado en el cambio de régimen llevado a cabo por los otomanos, a quienes en principio se les consideraba los unificadores del Islam para reconquistar occidente. Además conocerá a una de sus mujeres, y para salvar al hijo de esta se verán obligados a dejar la ciudad lo que aprovecharán para viajar por distintos lugares del Mediterráneo. En una de las escalas será apresado, junto a otro musulmán, por unos sicilianos que los llevan a tierras cristianas, Nápoles y después Roma.

El Cuarto Libro, Roma, nos relata como Hasan pasa al servicio del Papado, por lo que es bautizado como Juan León de Médicis. Es considerado una pieza clave en la negociación con los musulmanes por su conocimiento de las lenguas y estilos diplomáticos. La vida en Roma no es fácil ya que además de las propias intrigas eclesiásticas, Italia está sumergida en guerras entre ciudades y además es parte del juego de poder entre Francia y España. Durante este tiempo estalla el cisma de Lutero y se ve influido por las corrientes luteranas. Se produce un cambio papal y debido a conspiraciones pierde el favor de la curia y es encarcelado por Adriano.

A la muerte de este Papa, vuelve al trono pontificial otro Borgia, con el nombre de Clemente VII que le devuelve la libertad y la posibilidad de continuar con su vida intelectual y de meditación tanto con los musulmanes como con los príncipes cristianos, reinantes entonces, como Carlos I en España y Francisco I en Francia.

Los tratados y sus rupturas entre el Papa y ambos reyes, trae como consecuencia la toma de Roma por los sajones, partidarios en su mayor parte de Lutero, que se ensañan con los monumentos y la cultura cristiana de la ciudad de Roma, siendo vilmente destruidas las obras de arte y del conocimiento más importantes.

Ayudado por Hans, su antiguo discípulo y seguidor luterano, consigue abandonar Roma, desde el castillo Sant Angelo, donde estaba sitiado con el Papa y marcha hacia Túnez, donde quiere acabar sus días escribiendo sus memorias, viajes e interpretaciones de la religión tal como ha tenido que vivirlas en su azarosa vida.Cada Libro (Granada, Fez, El Cairo, Roma) se encuentra dividido por capítulos anuales, con un título y numerado tanto por el calendario musulmán como cristiano, con una división interna que agilizan la lectura. Aunque esta agilidad no es necesaria, pues son tantas las aventuras que le suceden al protagonista que su lectura nos mantendrá continuamente enganchados a través de un relato en el que la fluidez narrativa y sencillez expresiva se dan la mano.

El autor va describiendo como cronista, hasta cierto punto imparcial, las diversas vicisitudes que he tenido que pasar tanto él como su familia en su huida por las diversas civilizaciones/culturas en las que ha tenido que vivir o sobrevivir.

Por lo que respecta al estilo indicar que es ágil y vigoroso, que esta lleno de indicaciones a lugares y personas, con descripciones cortas pero minuciosas. A veces habla en primera persona, aunque otras relata en tercera persona pues son noticias tomadas de los familiares y amigos del protagonista.

La novela esta dotada de una gran riqueza temática, tan deslumbrante como el amplio abanico de campos y aspectos que abarca: novela histórica, religiosa, de viajes, costumbrista, social. Pero sobre todo es una novela que profundiza en el espíritu humano del protagonista, sometido a continuas contradicciones, a los designios de un ser superior, a los vaivenes del amor, que son los que marcan sus decisiones, sus avatares y destinos.

Además nos invita a recorrer hermosos y exóticos parajes, que nos acerca a algunos de los personajes más importantes del mundo del Renacimiento y que además nos proporciona la oportunidad de reflexionar sobre algunos de los aspectos más interesantes de la existencia humana. Tiene fuerza narrativa, huye del verbo ampuloso y grandilocuente, está dosificada en capítulos breves y ajustados a episodios bien definidos en tiempos concretos, lo cual da placidez a la lectura.

En definitiva, la novela pretende darnos una visión realista de un momento concreto donde no hay buenos o malos, sino sentimientos, aunque deja un regusto amargo, pues en todas partes lo que se aprecia son egoísmos e intereses particulares por encima de la política o la religión. La conclusión final es que fue una época convulsa donde los poderosos se alían para mantener su poder.  

 


 

 

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres