Blogia
DE LIBROS

LEÓN EL AFRICANO

LEÓN EL AFRICANO

Aunque hace algún tiempo que la leí, me parece que es una lectura obligada para los amantes de la narrativa histórica. Es amena y dinámica, de estilo amable, pero de gran claridad y que logra mantener nuestro interés hasta el final.

El argumento transcurre durante la época de crisis en que dos grandes imperios pugnan por la supremacía en el Mediterráneo, un hombre nacido en Granada poco antes de la caída de la ciudad en manos cristianas vive una aventura extraordinaria, uniendo en su experiencia Oriente y Occidente, el mundo cristiano y el islam.

La fecunda imaginación de Amin Maalouf nos guía a través del portentoso periplo que entonces inicia quien acabará siendo conocido como LEÓN EL AFRICANO: exiliado en Fez, como tantos árabes andaluces, Hasan, hijo de Mohamed el alamín, conocerá la misteriosa ciudad de Tombuctú y los quince reinos negros que separan el Níger y el Nilo, El Cairo y Constantinopla, y, finalmente, la fascinante Roma del Renacimiento, antes de encontrar sosiego, después de numerosos avatares, de regreso en su continente natal. 

"Soy hijo del camino, caravana es mi patria y mi vida la más inesperada travesía"... Con estas palabras tan sublimes como reales, Amin Maalouf (escritor libanés de raíces arábigo-andaluzas) comienza la narración de la vida del singular personaje que las pronunció, León el Africano, andaluz granadino.

Maalouf a través de la vida y viajes por oriente y occidente de este personaje singular, mezcla el interés histórico de una época trepidante por sus cambios socio-politicos, con el misticismo de sus dos religiones (islam y cristianismo) a la vez que hace un despliegue de descripciones de espacios fisicos y detalles culturales de sitios tan contrapuestos como Tomboctú y Roma, Granada y el Cairo; narrando a través de situaciones ficticias en sus detalles la interesantísimas vivencias de Hasam, hijo de Mohamed el alamín, aventurero políglota, que contó en su haber tantísimas experiencias que indudablemente es un placer conocer de ellas.

La novela narra la apasionante historia de León el Africano, personaje que entre 1488 y 1527 conocerá la misteriosa ciudad de Tomboctú, los quince reinos negros situados entre el Níger y el Nilo, será testigo de la toma de El Cairo por los otomanos y pondrá sus conocimientos y experiencia al servicio del papa León X y Julio de Médicis.

La obra se centra en la figura de Hasan, él cual ha puesto por escrito sus experiencias por el mundo para que sus hijos sepan como es la realidad del momento, así como los distintos tipos de relaciones que se dan entre los estados.

Estas experiencias se dividen en cuatro libros: Granada, Fez, El Cairo, Roma.

En el Libro de Granada se cuenta la infancia de Hasan y los años anteriores a su nacimiento importantes para comprender los sucesos que posteriormente ocurren. Hasan nació en una buena familia, cuyos padres eran primos (algo habitual de la época). Cómo muchos musulmanes su padre tenía esclavas, en este caso una cristiana que le dio una hija, lo cual no provocó ninguna tensión dentro de la familia. Aunque Hasan era muy pequeño pudo ver como el reino de Granada caía en manos de los castellanos, en gran parte a consecuencia de las propias intrigas de los reyes nazarís y sus cortesanos. Tras unos años de paz los cristianos obligan, tanto a judíos como a musulmanes, a elegir entre la conversión y el cristianismo.

La familia de Hasan emigrará, no sin dificultades, al otro lado del Mediterráneo. El lugar elegido será Fez (Segundo Libro) ya que en esta ciudad se han refugiado muchos granadinos y la madre de Hasan tiene familiares. Llegar a ella no será fácil, pues los caminos están infectados de ladrones, además, el recibimiento que se encuentran es muy frío a causa de la esclava cristiana que tiene su padre. La situación se agrava cuando los padres de Hasan se divorcian. Aún así, Hasan pasa una buena adolescencia en la ciudad, donde hará amigos para toda la vida, se instruye en profundidad sobre la religión mahometana y cimenta su creencia en el conocimiento exhaustivo del Corán.
También será en esta ciudad donde empiece su carrera como diplomático (a través de su tío) y comerciante. Su posición en la ciudad irá en ascenso pero se verá obligado a abandonarla debido a un destierro, a pesar de sus lazos de amistad con el rey de Marruecos y sale hacia Egipto.

El Tercer Libro la historia transcurre en El Cairo. Aquí seguirá con su carrera comercial y diplomática. A pesar de tener una vida dedicada al comercio se ve involucrado en el cambio de régimen llevado a cabo por los otomanos, a quienes en principio se les consideraba los unificadores del Islam para reconquistar occidente. Además conocerá a una de sus mujeres, y para salvar al hijo de esta se verán obligados a dejar la ciudad lo que aprovecharán para viajar por distintos lugares del Mediterráneo. En una de las escalas será apresado, junto a otro musulmán, por unos sicilianos que los llevan a tierras cristianas, Nápoles y después Roma.

El Cuarto Libro, Roma, nos relata como Hasan pasa al servicio del Papado, por lo que es bautizado como Juan León de Médicis. Es considerado una pieza clave en la negociación con los musulmanes por su conocimiento de las lenguas y estilos diplomáticos. La vida en Roma no es fácil ya que además de las propias intrigas eclesiásticas, Italia está sumergida en guerras entre ciudades y además es parte del juego de poder entre Francia y España. Durante este tiempo estalla el cisma de Lutero y se ve influido por las corrientes luteranas. Se produce un cambio papal y debido a conspiraciones pierde el favor de la curia y es encarcelado por Adriano.

A la muerte de este Papa, vuelve al trono pontificial otro Borgia, con el nombre de Clemente VII que le devuelve la libertad y la posibilidad de continuar con su vida intelectual y de meditación tanto con los musulmanes como con los príncipes cristianos, reinantes entonces, como Carlos I en España y Francisco I en Francia.

Los tratados y sus rupturas entre el Papa y ambos reyes, trae como consecuencia la toma de Roma por los sajones, partidarios en su mayor parte de Lutero, que se ensañan con los monumentos y la cultura cristiana de la ciudad de Roma, siendo vilmente destruidas las obras de arte y del conocimiento más importantes.

Ayudado por Hans, su antiguo discípulo y seguidor luterano, consigue abandonar Roma, desde el castillo Sant Angelo, donde estaba sitiado con el Papa y marcha hacia Túnez, donde quiere acabar sus días escribiendo sus memorias, viajes e interpretaciones de la religión tal como ha tenido que vivirlas en su azarosa vida.Cada Libro (Granada, Fez, El Cairo, Roma) se encuentra dividido por capítulos anuales, con un título y numerado tanto por el calendario musulmán como cristiano, con una división interna que agilizan la lectura. Aunque esta agilidad no es necesaria, pues son tantas las aventuras que le suceden al protagonista que su lectura nos mantendrá continuamente enganchados a través de un relato en el que la fluidez narrativa y sencillez expresiva se dan la mano.

El autor va describiendo como cronista, hasta cierto punto imparcial, las diversas vicisitudes que he tenido que pasar tanto él como su familia en su huida por las diversas civilizaciones/culturas en las que ha tenido que vivir o sobrevivir.

Por lo que respecta al estilo indicar que es ágil y vigoroso, que esta lleno de indicaciones a lugares y personas, con descripciones cortas pero minuciosas. A veces habla en primera persona, aunque otras relata en tercera persona pues son noticias tomadas de los familiares y amigos del protagonista.

La novela esta dotada de una gran riqueza temática, tan deslumbrante como el amplio abanico de campos y aspectos que abarca: novela histórica, religiosa, de viajes, costumbrista, social. Pero sobre todo es una novela que profundiza en el espíritu humano del protagonista, sometido a continuas contradicciones, a los designios de un ser superior, a los vaivenes del amor, que son los que marcan sus decisiones, sus avatares y destinos.

Además nos invita a recorrer hermosos y exóticos parajes, que nos acerca a algunos de los personajes más importantes del mundo del Renacimiento y que además nos proporciona la oportunidad de reflexionar sobre algunos de los aspectos más interesantes de la existencia humana. Tiene fuerza narrativa, huye del verbo ampuloso y grandilocuente, está dosificada en capítulos breves y ajustados a episodios bien definidos en tiempos concretos, lo cual da placidez a la lectura.

En definitiva, la novela pretende darnos una visión realista de un momento concreto donde no hay buenos o malos, sino sentimientos, aunque deja un regusto amargo, pues en todas partes lo que se aprecia son egoísmos e intereses particulares por encima de la política o la religión. La conclusión final es que fue una época convulsa donde los poderosos se alían para mantener su poder.  

 


 

 

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Rosa -

Me gusta tu blog, Marifé y tus comentairos me parecen muy acertados.
¡¡Ánimo!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres