Blogia
DE LIBROS

EL GUARDIAN EN EL CENTENO

EL GUARDIAN EN EL CENTENO El guardián entre el centeno  es una novela de Jerome David Salinger, que leí hace algunos años. Fue publicada inicialmente por capítulos durante 1945 y 1946 en Estados Unidos y en formato libro en 1951, también en Estados Unidos además de en Gran Bretaña. Fué considerada "inapropiada" o "inmoral" entre los sectores más conservadores de los Estados Unidos. Fue el 13º libro más cuestionado de los años 1990, según la Asociación Americana de Bibliotecas, y sigue siendo controvertida en la actualidad.El título del libro hace referencia a un cuento que se explica en el libro, en el cual hay un “guardián entre el centeno” que evita que “los niños caigan en el precipicio”.

Su protagonista, Holden Caulfield, se ha convertido en un icono del resentimiento y la ansiedad adolescente. El libro, escrito en primera persona y habla de las experiencias de Holden tras su expulsión de una escuela preuniversitaria.

El autor consigue perfectamente su propósito de mostrarnos a Holden tal y como es y eso es un logro del autor nada fácil de conseguir. Incluso en muchas ocasiones, aunque Holden te caiga fatal, te enterneces con él y sus opiniones tan ingenuas. Realmente parece muy puro, un adolescente a la deriva pero sano e ideal. Holden Caulfield es un adolescente con una visión particular del mundo. Siente un extraño resentimiento por todo ser humano, los considera hipócritas, hasta  tal punto que  llega a deprimirse al notar la hipocresía que lo rodea. A pesar de tener un vocabulario limitado, Holden llega a ser muy ingenioso a veces, y posee un humor muy sarcástico. También presenta indicios de mitomanía. Las primeras líneas del libro dejan en claro su forma directa de ser y hablar.“Si realmente quisieran saberlo, lo primero que probablemente quieran saber es donde nací, y qué tan mala fue mi infancia, y que mis padres estaban ocupados antes de tenerme, y toda esa basura al estilo David Copperfield, pero si quieren la verdad, realmente no quiero comentarles ese tipo de cosas”. Holden es un niño rico, arisco pero de buen corazón, cuyo padre es abogado y tiene 3 hermanos. Uno de ellos, Allie, murió de leucemia cuando Holden tenía 13 años. Los dos estaban muy unidos, y su muerte marcó profundamente a Holden, emocional y físicamente, ya que la noche en que Allie murió, Holden, en un arrebato de furia rompió todas las ventanas del garaje de su casa a puño limpio. Su hermano mayor, D.B., se convirtió en guionista de Hollywood. Holden, que rápidamente expresa su odio por el cine, no le gusta que su hermano trabaje en Hollywood, a pesar de que disfruta al leer sus cuentos y novelas. Phoebe, a pesar de ser la hermana menor de Holden, es mucho más madura que él, y suele reprenderlo por su inmadurez y actitud infantil. Holden adora a Phoebe, al punto de llegar a ser sobreprotector, ya que Phoebe representa la inocencia para él.La novela comienza con Holden narrando su expulsión de la escuela preuniversitaria Pencey  donde estudia, tres semanas antes de que terminen las clases y su periplo por la ciudad de Nueva York, a la que regresa y no quiere que sus padres se enteren de su expulsión. Le suceden variadas peripecias: se cita en un hotel con una prospituta, que luego le roba el dinero junto con su chulo; queda con una amiga; va al cine; regresa a su casa a escondidas para hablar con su hermana pequeña Phoebe, pero el asunto se complica cuando su hermana quiere marcharse con él y abandonar a sus padres; se aloja en casa de un profesor de la que luego huye, después de que lo sorprenda acariciándole la cabeza mientras duerme, etc. Todo ello salpimentado con las opiniones y recuerdos del joven sobre su familia y amigos. Lo cual le lleva a un punto donde no puede más y decide internarse para poder descansar de tanta "hipocresía". La manera en que está escrita la novela puede llevarnos a la adoración o al odio, hay momentos en que puede llegar a exasperarnos. El estilo de la novela es directo, sencillo y cotidiano, está escrita en primera persona y parece tan verosímil que realmente creemos que estamos oyendo al propio Holden, más que leyendo un libro. Está lleno de interjecciones, con abundantes calificativos despreciativos como estúpido, imbécil, asqueroso…. con expresiones como “jo”, que el mismo se encarga de decir que repite mucho al principio del libro my que llegan a cansarnos. Además el autor emplea un lenguaje sencillo y muy directo para acercarse más al lector, por lo que es frecuente encontrar frases como: ¡Qué tía más falsa!", " ¡Menuda bola le había metido!" o " El tío estaba hecho unas castañuelas!". Se ven una sucesión rápida de situaciones más o menos cotidianas, como diálogos con compañeros de colegio, paseos, etc. y más o menos extraordinarias, como las visitas de familiares en la madrugada, escarceos, reflexiones y críticas sobre la vida, el futuro y el comportamiento de la gente, ya que Holden se niega a crecer si eso implica aceptar la hipocresía de la vida adulta.Holden admira y reivindica la naturalidad, originalidad y espontaneidad de los niños, para empezar, idolatra a su adorable hermana menor, sobretodo frente a las estúpidas contradicciones e hipocresías que ve en el mundo de los adultos. En su huida hacia ninguna parte, Holden observa, critica, ríe, aprende y empieza a darse cuenta de que para él, quizá la mejor solución sea, cuando crezca, "tener hijos y vivir en un lugar donde esconderse, en una cabaña al borde del bosque. Allí, él y su mujer comprarían muchos libros y enseñarían a leer y a escribir a sus hijos". De hecho, eso es lo que acabó haciendo el propio J. D. Salinger, que se fue a vivir con su hija a un lugar llamado Cormish, en un bosque perdido de la mano de Dios... La mayor pega que le veo es la idealización del adolescente. Nos lo pinta de rebelde, pero se trata de una rebeldía postiza, que no se refleja nada más que en un escapadita de nada. No hay transgresión  ni nada demasiado políticamente incorrecto. Además, no hay que perder de vista que Holden es un niño rico y en su escapada dispone de dinero para gastar; no está nada desamparado desde el punto de vista material, y casi todas sus quejas son minucias. A mí este libro, a pesar de la época en que se escribió me parece actual en muchos temas, como en lo de la adolescencia bien alimentada que se quejándose de vicio, cuando tienen abundantes bienes materiales; en la frivolización que supone dar importancia a tonterías, algo típico no solo de la adolescencia, sino incluso de toda una sociedad opulenta.  Para mi, el tema fundamental que trata el libro es la hipocresía humana, habla sin tapujos sobre una sociedad que pretende ser algo que no es, el egoísmo y los valores triviales que la rodean, y especialmente sobre lo difícil que resulta enfrentarse a todo ello llegando incluso al borde de la locura. El protagonista sabe muy bien que el mundo adulto está corrupto y por ello no quiere formar parte de él. Su meta en la vida es proteger y prolongar todo aquello que sea puro e inocente: la infancia. Es un chico que huye de la realidad, que está solo, es exigente y sensible. Salinger nos lo pinta de rebelde, pero es una rebeldía postiza, es la rebeldía de alguien que quiere rebelarse y no encuentra contra que rebelarse.  La trama  resulta ácida y triste en ocasiones y divertida y absurda en otras, como el capítulo en el que Holden toma un taxi en Nueva York y pregunta al taxista por el estado en que se encuentra el lago del Central Park, ante las evasivas del conductor el protagonista insiste hasta provocar una divertidísima discusión. El final es demasiado rápido pero muy interesante, además de ser triste y divertido a la vez, Holden es un personaje que sinceramente me encanta.  Así que esta es la historia de un rebelde veinteañero que decide escaparse del colegio para reunirse con su hermana pequeña, la única persona en el mundo por la que está dispuesto a darlo todo y con la que termina el libro, dejando al lector con la oportunidad de escoger el final de un divertido y excelente relato.     Creo que las  razones principales por las que este libro fue criticado eran principalmente su lenguaje ofensivo y sus referencias al abuso de drogas, alcohol y prostitución.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres