Blogia
DE LIBROS

Novela histórica egipcia

SINUHÉ EL EGIPCIO

SINUHÉ EL EGIPCIO

Sinuhé, el egipcio es una novela de Mika Waltari, la trama discurre en el antiguo Egipto, durante el reinado del Faraón Akenatón, primer gobernante monoteísta de la historia. El protagonista de la novela no es el faraón, es Sinuhé, el médico real, que cuenta la historia en el exilio después de la muerte de Akenatón. Además de los sucesos ocurridos en Egipto, la novela también relata los viajes de Sinuhé por Siria, Babilonia, la Creta Minóica, entre los hititas y otros pueblos vecinos de Egipto. 

La novela está dividida en quince libros. Los cuatros primeros cuentan la vida y el crecimiento de Sinuhé en su ciudad natal. Los cuatro siguientes sobre sus viajes por Egipto y diferentes países de Siria, durante cuales adquiere conocimientos médicos y de lenguas de otras culturas y conoce a mucha gente de diferentes pueblos. Siempre va acompañando por su esclavo Kaptah cuya apariencia y conducta cómica esconden a un hombre muy listo. Casi todas las personas que Sinuhé conoce a lo largo de su vida juegan un papel importante y llegan a determinar su destino. Casi todas las decisiones importantes que toma, lo hace pensando en otras personas, algunas veces forzado, en vez de pensar en su propia felicidad y la de las personas que realmente le importan.

El protagonista de la novela toma el nombre de un antiguo texto egipcio conocido como “La Historia de Sinuhé”. Esta historia data de una era muy anterior a la de Akenatón: algunos textos que se conocen se han fechado en la dinastía XII.Aunque Waltari se permitió cierta licencia poética al contemporizar las biografías de Sinuhé y de Akenatón, por lo demás se preocupó mucho de la exactitud histórica de la descripción del estilo de vida del antiguo Egipto. El resultado no sólo ha sido ensalzado por el público, sino por egiptólogos.

La acción comienza en Tebas, Sinuhé es recogido del Nilo en una cesta de mimbre donde lo han abandonado y es adoptado por una familia que lo encuentra, y mas concretamente por el médico Senmut y su esposa Kipa. Estudia medicina en la Casa de la Vida del templo de Amón, su destino es el de ser trepanador real, un trabajo difícil y solitario. Siendo un joven médico conoce al artista Thotmés, Horemheb que quiere ser militar y a Akhenaton, este último faraón de Egipto. La bella Neferneferner le lleva a la ruina y con el corazón roto imagina que jamás volverá a enamorarse. Pero se casa y la pierde.

Se va a Siria con su esclavo Kaptah, allí ejerce su arte en la ciudad de Simyra, y nos hace partícipes de sus reflexiones sobre la salud y la enfermedad, basadas en el contraste entre las prácticas médicas en Egipto y en Siria.  Allí se encuentra de nuevo a su amigo Horemheb, el cual ha hecho carrera en el ejército y le convierte en espía real, por lo cual tiene que visitar los países vecinos. Como médico, podrá conversar con todo el mundo y enterarse de esas cosas que no se dicen ante los enviados oficiales de un posible enemigo. De forma que Sinuhé y Kaptah visitan Mitanni, Babilonia, el país de Khatti o de los hititas, y Creta. Waltari nos lleva de jira por el Mediterráneo oriental. De paso nos dice muchas cosas importantes sobre política, filosofía y religión. Y su punto de vista sobre las guerras, que Horemheb expresa del modo más descarnado. Así es como Sinuhé conoce al rey Aziru en Simyrna.

La historia empieza de verdad cuando los dos amigos regresan a Egipto. Akhenatón, el "faraón hereje", ha accedido al trono. Sus ideas religiosas lo llevan a un conflicto con la poderosa casta sacerdotal de Amón. Por eso Horemheb y Ai quieren el poder porque el faraón Akhenatón está loco, y a Sinuhé le dan una orden muy difícil de cumplir.

El libro en su totalidad es como una biografía de un hombre en el Egipto de los Faraones, en tiempos conflictivos llenos de caós y desórden, aunque también hay un poquito de espacio para la amistad y el amor. La presencia de la vida religiosa y de los diferentes dioses (Amón y Atón siendo los más importantes ) es constante. La descripción de las vidas de diferentes pueblos y grupos sociales me parece muy real.

La forma en que está recreada la obra permite que uno viva en carne propia todos los acontecimientos que se dan en ella gracias a su riqueza literaria e histórica y todo ello debido a la impecable autenticidad de la reconstrucción histórica, la personalidad entrañable de Sinuhé y la inagotable capacidad de Waltari de introducir al lector en el lugar del relato.

 

El Sinuhé dibujado por M. Waltari, es un personaje que parece  real, que nos transmite todas sus debilidades como ser humano que es. Joven cirujano, adiestrado en trepanaciones y otras artes médicas, es de un gran atractivo, especialmente para las mujeres y sobre todo para cierta mujer, una prostituta de lujo, que se hace llenar de los mejores regalos de sus amantes, sin importarles que a cambio queden en la miseria, porque nunca tendrá bastante para llenar sus arcas de joyas, cada cual mejor, sabiéndo que ninguno de ellos se negará a darle más, para no acabar disfrutando del sabor de su amor. Es toda una profesional  y sabe hasta dónde puede llegar un hombre por conseguir un solo beso suyo. Incluso a venderle la propiedad de las tumbas de sus propios padres, lo que ya es la vergüenza de la vida de Sinuhé. Sus padres ya no tendrán ni una tumba donde yacer sus cuerpos cuando mueran. Pero el amor de Sinuhé es ciego ante esa deslumbrante belleza de mujer, que sigue despreciándole.

Mika Waltari da un ritmo continuo en las vicisitudes del protagonista, que mantienen la atención y disfrute del lector. Pero no era su destino vivir en palacio al final de sus días. Fue exiliado y allí, en el desierto se dedicó a escribir sus memorias para la posteridad. Porque Sinuhé no escribió para los hombres, escribió para él, porque como él mismo dice:

"Yo, Sinuhé, soy un hombre y como tal he vivido en todos los que han existido antes que yo y viviré en todos los que existan después de mí. Viviré en las risas y en las lágrimas de los hombres, en sus pesares, en sus temores, en su bondad, en su maldad, en su debilidad y en su fuerza. Como hombre viviré eternamente en el hombre y por esa razón no necesito ofrendas sobre mi tumba ni inmortalidad para mi nombre. He aquí lo que escribió Sinuhé, el egipcio, que vivió solitario todos los días de su vida."

Y aunque la vida no sea generosa con él, en su corazón vive inextinguible la confianza en la bondad de los hombres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

EL AMARGO DON DE LA BELLEZA

EL AMARGO DON DE LA BELLEZA

El amargo don de la belleza, es una novela de Terenci Moix, la historia transcurre trece siglos antes de Cristo, el autor nos transmite la historia en el Nilo desde la mirada del protagonista Keftén.

Keftén, hijo de Gresos embajador de Creta  y amigo del faraón Amenhotep III, fue trasladado a Egipto (Tebas) al sufrir su ciudad natal un ataque que acabó con la vida de su padre, su familia y la de casi todos los habitantes de Creta, fue entonces cuando Keftén fue enviado a Egipto para sobrevivir a la matanza y donde el faraón lo acogió y lo crió como a un hijo.

Keftén creció junto al hijo del faraón Amenhotep IV (Akenatón como se haría llamar después), Neferperura-Atón concubina del faraón y la que después se convertiría en la esposa de Akenatón (Nefertiti como la llaman los egipcios “la belleza a llegado) y Senté que llegaría a ser el escriba real, junto a estos tres niños creció Keftén. Durante el tiempo que pasó en Egipto fue educado como un príncipe y aprendió las artes de la pintura bajo la tutela de su maestro Ptahotep quién le enseño todo el arte relacionado con la decoración de tumbas, murales, inscripciones, retratos, etc... Al pasar los años y restablecerse la paz y la vida de nuevo en Creta Keftén fue devuelto a su tierra no sin antes hacer una mezcla de sangre con sus amigos formando así un lazo de sangre con ellos lo que le llevaría a no olvidarlos.

Pasaron varias crecidas del Nilo, y el cambio de un nuevo rey en el trono Akenatón es aquí donde comienza la historia, Keftén es llamado por el faraón como pintor para que decoré los muros de los palacios y tumbas de la ciudad que junto con Nefertiti se esta construyendo en Egipto (La Ciudad del Sol) en honor a la primera religión monoteísta en nombre del nuevo dios descubierto por el faraón Atón (Simboliza el sol) y que viene a sustituir a todos los que se veneraban desde hacia siglos. Kefttén tuvo un hijo (Bercos) con una mujer que le abandonó y huyó a la corte del nuevo faraón, donde se dio a la mala vida con varios hombres. Bercos el hijo al que no conoce, es ahora un novicio del nuevo dios Atón y se convertirá en sacerdote al llega el año nuevo. A partir de ahora Keftén empezará a recordar  su infancia, desde su estancia en el palacio real y sobre sus amigos alternando sucesos presentes y pasados. Con el tiempo se va dando cuenta de que todo ha cambiado excepto él y sus recuerdos, y que sus amigos ya no son como él los recordaba, Senet es una persona solitaria y amargada que se sirve de su sabiduría para vivir y convencer, Akenatón es un fanático religioso que promulga la paz incluso cuando esta perdiendo su reinado por invasiones y que se niega a la guerra para salvar a su pueblo al que esta llevando a la ruina con la instauración de su nuevo dios y la construcción acelerada de una ciudad inimaginable. En cuanto a Nefertiti se queda prendado de su belleza al verla lo que le llevará a su obsesión por ella.

Todo se tambalea cuando una epidemia llegada de tierras lejanas azota la ciudad donde todos creían que el nuevo dios no permitiría la muerte llevándose la vida de varias personas, y sobre todo de la hija predilecta del palacio real, a partir de este suceso la gente empieza a morir y sobre todo la familia real. La reina es despojada de sus poderes sucesorios y pone sus esperanzas en su hija y en el futuro faraón Tutank-Atón para que continuen con su legado, pero el nuevo faraón y su hija parten a la antigua ciudad de Tebas.

Tebas fue antiguamente la capital de Egipto antes de que Akenatón se trasladará a la Ciudad del Sol con su nuevo dios, Amón (dios rival, al estaba prohibido el culto)  influye sobre el joven faraón de 12 años para volver a instalarse en el poder y recuperar su trono, desde entonces todo lo que se hizo antes por Akenatón y Nefertiti desaparece, y donde existía un tempo de Atón se levantan cinco de Amón, entonces Nefertiti pierde sus esperanzas en el niño que la había traicionado y decide huir para morir sola. En ese momento Keftén se da cuenta de que nunca la tendrá y decide volver a Creta donde le espera su hijo (quien le ama más allá del amor de un hijo a un padre sino como amante) y Senet el único amigo de la infancia que le queda puesto que todos habían muerto no sin antes darse la vuelta para revivir todo lo que había vivido en la Ciudad del Sol y en sus parajes y preguntándose si esta ciudad y todos sus edificios habían sido realidad o si solo eran un sueño, y si Atón alguna vez había brillado sobre el horizonte consagrándose como único dios supremo.......

El tema de la novela es el nacimiento y ocaso de la primera religión monoteísta, el amor, la muerte, lo efímero, el arte y la divinidad a los dioses. El género es narrativo y dentro de este pertenece a la novela histórica. Está estructurada en varias partes: desde el comienzo hasta las primeras muertes debido a las epidemias, desde estas hasta la muerte de Akenaton y desde la muerte de este hasta el final de la obra.

Todos los personajes son de carne y hueso, y en la narración se alternan los recuerdos de la infancia de Keftén con los momentos que vive en el presente, en el que abundan monólogos del protagonista.

La verdad es que es una novela interesante si eres aficionado a las antiguas civilizaciones,  me gusto bastante porque refleja muy bien la ciudad al lado del Nilo, sus costumbres, creencias y demás temas relacionados con la sociedad egipcia de la época, como por ejemplo la homosexualidad que era aceptada tanto en Egipto como en Creta, pero que se encontraba prohibida en el “Libro de los Muertos”.

En ella se reflejan todas las conspiraciones politicas que ocurrían en aquella época y que se adaptan perfectamente a todas las épocas de la historia, el asesinato de una princesa, funcionarios publicos a la sombra del poder y que temen lo que será de ellos cuando desaparezca el Faraón, etc.                                                     

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

LA DAMA DEL NILO

LA DAMA DEL NILO

La Dama del Nilo es una novela  escrita por Pauline Gedge, en la que nos narra la vida de la primera faraona de Egipto. La autora narra de manera excepcional la vida de esta dama del Nilo, Hapshetsut, primera mujer faraón de Egipto, desde su infancia hasta el final de sus días; esta mujer supo conquistar el poder del reino egipcio y mantenerlo en su mano frente a todas las intrigas de sus enemigos y lograr en un mundo de hombres y tradiciones sobresalir y reinar.


Mil seiscientos años antes que Cleopatra Hatshepsut reinó en Egipto y fue una mujer que paso a la historia no sólo por su inteligencia y su belleza, sino también por ser la primera mujer en la historia que gobernó con plenos derechos en un mundo dominado por los hombres.


Según la tradición secular, los faraones de Egipto sólo podían gobernar si eran descendientes directos del faraón o ser un noble desposado con una Divina Consorte (una descendiente del faraón y de su primera esposa, la Divina Consorte), es decir, tenía que casarse  con una mujer de sangre real que, mediante el matrimonio, otorgaba al hombre la condición de soberano. Naturalmente, el sucesor debía ser elegido por el faraón y se daba por hecho que el faraón debía de ser un hombre. Pero tan arraigada costumbre iba a romperse por primera vez hace treinta y cinco siglos, cuando el faraón reinante dictaminó que su hija Hatshepsut, de quince años, fuera consagrada primera emperatriz de la historia de Egipto. Tutmés I, el faraón, tenía un grave dilema en cuanto a su sucesión. Su hijo varón era un pusilánime amante de los vicios y al ser hijo de su segunda esposa para gobernar debía casarse con su hija mayor, la cual no quería implicarse en la política de Egipto. El gobierno de ambos haría peligrar el poderío de Egipto y dejaría todo el control en manos de los sacerdotes, los cuales manipularían fácilmente a su hijo. Su esperanza era Hatshepsut, su hija pequeña. Era inteligente, audaz y constante. Desde muy pequeña tuv o dos amores: Egipto y el poder. Pero era mujer………..Tutmés convirtió a su hija en hábil administradora y guerrera. Le enseñó la grandeza de su pueblo y le ayudó a comprender la grandeza de sus divinos antepasados. Finalmente, dictaminó que fuera consagrada primera mujer faraón de la historia (1600 años antes que Cleopatra). Pero no iba a ser todo tan fácil, Hatshepsut tendrá muchos enemigos, entre los cuales destaca el Sumo Sacerdote y su hermano.
 Hatshepsut se rodeó pronto de personas de su entera confianza y siempre fue agradecida con sus amigos. Entre ellos cabe  destacar a: ·        Senmut: un humilde sacerdote we'eb que llegó a ser príncipe de Egipto. Es el único hombre al que amó Hatshepsut, aunque nunca se casó con él. Senmut es comprensivo y noble. Es un estratega nato y fue el principal constructor de Hatshepsut y un gran administrador. ·        Hapuseneb: un noble que se educó con Hatshepsut. Fueron amigos desde la infancia. Estaba enamorado de ella a pesar de no ser correspondido. Fue un hábil político. Era sereno y objetivo a la hora de opinar. ·        Nehesi: un guerrero leal a Egipto y al faraón que se convirtió en el protector de Hatshepsut. Su vida era la guerra, y su meta conseguir el esplendor de Egipto. Hatshepsut tenía dos ideas principales si gobernaba: 
  • Mantener la prosperidad de su pueblo asegurando la seguridad de las fronteras pero evitando las guerras que supondrían la conquista de nuevos territorios, y  realizar una administración similar a la de su padre, mediante la recaudación de tributos.
 
  • Embellecer Egipto con construcciones majestuosas que simbolizarían su poder y su inmortalidad como Hija de Amón. Además, restauraría obras artísticas ya existentes dedicadas a antepasados suyos.
Hábil en la administración, audaz en la guerra y, sobre todo, entregada a su tierra y a su pueblo, la dama del Nilo supo defenderse de los celos y la insidia de sus enemigos y mantener el poder del imperio en el apogeo de su gloria.   Su azarosa vida, llena de apasionados amores y brillantes éxitos militares, nos la relata con gran realismo Pauline Gedge, que creó una obra de fácil y entretenida lectura. El ritmo de "La Dama del Nilo" va de medio a rápido. Para agilizar la novela la autora se sirve del diálogo y de  frases breves. Las descripciones de las construcciones de templos, de los desbordamientos del Nilo y de la orografía de Egipto son bastante buenas y detalladas, mezcla realidad y fantasía y con ello nos transporta a la época.Me parece excepcional el personaje de Senmut, amante y amor de la Reina Faraón, y de Hapuseneb, Sumo Sacerdote de Amón e intimo amigo de su infancia. Excepcional igualmente el estilo narrativo, y como Pauline Gedge logra entretejer las vidas de un puñado de amigos de escuela, hasta formar el grupo de poder indestructible que gobernó las dos tierras durante casi 20 años. "La Dama del Nilo" es un libro interesante para comprender un poco la política del Egipto antiguo y su historia, llena de intrigas, traiciones y asesinatos (el envenenamiento "se llevaba" mucho...). Además, nos ofrece la posibilidad de conocer mejor a una mujer inteligente, justa y ambiciosa que al principio de su vida amaba sobre todo a Egipto y al poder, y al final amó sobre todo a Amón (El Dios) y a Senmut. Este cambio quizás se produjo demasiado tarde...

La faraona Hatshepsut fue una de las grandes mujeres que dio el antiguo Egipto, en una época -el Imperio Nuevo- que alumbró a reinas como Nefertiti y Nefertari. Lo que más me impresionó es la convicción de su futuro, como encamino su vida hasta ver culminados todos sus esfuerzos en el día de su coronación, esa gran ambición de poder y de dominio, el valor, su lealtad, el gran amor que sentía esta mujer hacia su pueblo, dejando sus propios deseos por debajo de sus obligaciones para con esté, y la nobleza que es innata en una persona y que la hace tan especial y diferente de las demás.Me gustó mucho el final, tan enigmático e intenso como la propia Hatshetsup, y una de sus citas favoritas: No permitas que tu lengua escape a tu control.

   

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres